¿Qué es un psicólogo?

Los psicólogos son científicos, investigadores, terapeutas y clínicos cuyo estudio del comportamiento humano ayuda a abordar muchos problemas contemporáneos relacionados con las relaciones interpersonales, la salud pública, el crimen y el terrorismo, la educación, la economía y el cuidado de la salud, sólo por nombrar algunos. De acuerdo con la APA (Asociación de Psicología Americana), la psicología juega un gran papel en la salud, el bienestar y la efectividad individual y organizacional.

 

En términos simples, los psicólogos de hoy en día en sus diversos roles trabajan para:

 

  • Llevar a cabo investigaciones básicas y aplicadas
  • Servir como consultores de comunidades y organizaciones
  • Diagnosticar y tratar a las personas
  • Enseñar a los futuros psicólogos
  • Pruebe la inteligencia y la personalidad

A través del examen de las relaciones entre la función cerebral y el comportamiento, y el ambiente y el comportamiento, los psicólogos encuentran maneras de mejorar nuestra comprensión del mundo que nos rodea. Los psicólogos contribuyen con beneficios muy reales y medibles a la sociedad contemporánea:

Las organizaciones de salud pública ahora usan herramientas de investigación psicológica para evaluar los programas, políticas y organizaciones de salud pública, mejorando así su efectividad.

Los médicos y psicólogos tienen ahora una mejor comprensión de las necesidades únicas de salud mental de los soldados, veteranos y sus familias de nuestra nación.

El gobierno ha sido capaz de obtener una valiosa comprensión de las amenazas terroristas desde una perspectiva de ciencia social y del comportamiento para formular estrategias para mitigar el riesgo.

A pesar de los matices e intrincados de la psicología, los expertos sostienen que no es tan diferente de otras ciencias. Mientras que otras ciencias hacen uso de datos tangibles, el comportamiento humano en sí mismo es la información en bruto que los psicólogos utilizan. Aunque los psicólogos son incapaces de observar directamente la mente, pueden estudiar nuestras acciones, sentimientos y pensamientos, todos los cuales están influenciados por nuestras mentes funcionales.

 

Las cinco competencias principales:

 

  • Psicofarmacología
  • Tratamiento de los trastornos por consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas
  • Psicología del deporte
  • Evaluación y tratamiento de las enfermedades mentales graves
  • Evaluación de la personalidad

Pero el amplio alcance de la psicología no termina ahí. De hecho, hay no menos de 54 divisiones y grupos de interés de psicología organizados por miembros de la APA. Muchas divisiones representan subdisciplinas de la psicología, mientras que otras se centran en temas de actualidad como el trauma o el envejecimiento. Los psicólogos estudian y a menudo centran sus carreras en una amplia gama de temas contemporáneos, tales como:

 

  • Adicciones
  • Autismo
  • Desorden bipolar
  • Intimidación
  • Trastornos de la alimentación
  • Ética
  • Crímenes de odio
  • Los derechos humanos
  • Los niños y los medios de comunicación
  • Lesbianas, gays, bisexuales y transexuales
  • Carrera
  • Situación socioeconómica
  • Adolescentes
  • Estrés
  • Violencia

Especialidades reconocidas por la APA en Psicología Profesional

El estudio y la práctica de la psicología se basa en varias disciplinas, entre ellas la medicina, la sociología, la biología, la antropología y la lingüística, entre otras, por lo que hay tantas subespecialidades. La Asociación Americana de Psicología reconoce las siguientes especialidades en la psicología profesional:

 

  • Neuropsicología clínica
  • Psicología clínica de la salud
  • El psicoanálisis en la psicología
  • Psicología escolar
  • Psicología clínica
  • Psicología clínica infantil
  • Psicología del asesoramiento
  • Psicología industrial-organizacional
  • Psicología conductual y cognitiva
  • Psicología forense
  • Psicología familiar
  • Geropsicología profesional
  • Psicología policial y de seguridad pública
  • Psicología del sueño
  • Psicología de la rehabilitación

Mindfulness y la música

Podemos acercarnos a la atención y a la música desde dos direcciones: la práctica de la meditación de la atención para mejorar la musicalidad, y la práctica de la música para mejorar la atención. Es decir música de meditación y mindfulness

Los músicos pueden cultivar la perspicacia y efectuar cambios tanto en la práctica como en la actuación a través del estudio de la meditación mindfulness. Los meditadores pueden utilizar la música para mejorar su experiencia de atención plena. De esta manera, los dos aspectos son armoniosos y son prácticas complementarias.

 

La atención plena para los músicos

La atención puede mejorar nuestra experiencia como músicos. Esta es la aplicación de la meditación consciente hacia la práctica y el rendimiento máximo de la música. Los problemas más comunes con los que se encuentran los músicos incluyen la ansiedad de ejecución, el complejo de impostura, y lo que Abraham Maslow describió como el complejo de Jonás (el miedo al éxito). A través de la instrucción, la práctica meditativa diaria y las discusiones semanales con un profesor, uno puede obtener una visión e iniciar un cambio positivo en su práctica y ejecución de la música.

 

La música para mejorar la atención

La segunda dirección que podemos tomar en la atención y la música es la mejora de nuestra experiencia consciente de la vida diaria a través de la música. Típicamente empleamos ejercicios de escucha y libre improvisación para descubrir estilos espontáneos, activos y deliberados de vivir y hacer música. A través de la práctica diaria de escuchar y tocar, uno puede cultivar una forma de ser más espontánea, deliberada y significativa en el mundo.

Mi experiencia me dice que una forma efectiva de entender algo es hacerlo. Por lo tanto, ofreceré dos ejercicios de atención y música; uno para músicos que deseen explorar y mejorar su oficio, y el otro para meditadores que deseen incorporar la música en su práctica meditativa.

 

Mindfulness para la práctica musical

El primer paso para ser más consciente de su oficio es silenciar la mente. En las enseñanzas budistas, a menudo se utiliza la ilustración de permitir que el agua fangosa se asiente en el fondo para que uno pueda ver claramente a través del agua. Esta analogía nos ayuda a entender cómo la acción a menudo interfiere en la obtención de la visión. Así como la suciedad en el agua no puede ser limpiada haciendo algo – el acto de tratar de limpiar la suciedad impide que se asiente y se limpie – uno no puede empezar a ver su situación claramente si lo está intentando. Este camino contrario a la intuición hacia la claridad se llama no acción.

La no acción es una resolución de no hacer nada, de permitir que el polvo se asiente. Mientras que nuestro impulso es hacer algo reactivamente para cambiar la situación que estamos experimentando (ya sea ansiedad, sentimientos de auto-duda o miedo), el enfoque de la no-acción es simplemente sentarse, permitiendo que el polvo se asiente. El maestro Alan Watts solía decir, «no hagas algo, siéntate ahí».

El primer paso hacia una conciencia consciente de nuestra situación es permitir que la claridad se produzca a través de la no-acción. Durante la semana siguiente, tómese diez minutos cada día para sentarse tranquilamente y aceptar la dificultad a la que se enfrenta. Este es el comienzo del proceso; aceptar la misma cosa con la que estamos luchando. Abrazar el síntoma significa aceptar que tenemos algo que aprender de nuestro sufrimiento, y que la ansiedad, la duda o el miedo es un mensaje de nuestro cuerpo que podemos escuchar y del que podemos aprender. Comenzamos este proceso aceptando y no haciendo nada.

 

Práctica musical para la atención

El siguiente ejercicio tiene como objetivo utilizar la música como medio para lograr un sentido del yo más expansivo y más consciente. Este ejercicio no requiere que tengas habilidades musicales o algún nivel de habilidad en un instrumento. El principio rector que se escucha a menudo en la terapia de artes expresivas es, «técnica baja, expresión alta». Ese principio le servirá al principiante para usar la música como un camino hacia la atención.

Elija un instrumento. Las casas de empeño y los listados clasificados ofrecen instrumentos que a menudo se usan poco a precios muy razonables. Puede elegir un instrumento que siempre le ha gustado escuchar, como la flauta o el violonchelo. Posiblemente siempre ha tenido curiosidad por el piano o el trombón de diapositivas. ¿Quizás la batería o el canto siempre se han sentido como parte de su personalidad? Incluso podrías hacer un instrumento con objetos encontrados. Sea cual sea la razón, elija un instrumento con el que sienta una conexión personal o un interés.

Empieza por hacer sonidos en el instrumento. A medida que haces sonidos por primera vez, centra tu atención en el carácter del tono en sí mismo (lo llamamos el timbre o color del tono). ¿Es el tono suave o duro? ¿Suena oscuro o brillante? Experimente tocando en voz baja y alta. Sea consciente de los contrastes que hace con el tono (notas altas, medias y bajas). Concéntrese en escuchar el momento en que la nota comienza y termina (los límites entre el sonido y el silencio). Este ejercicio de sólo tocar le pondrá en contacto con los sonidos que está haciendo ahora.

Resista la tendencia a juzgarse a sí mismo o a imaginar lo que los demás puedan pensar. No juzgue, simplemente observe. Sea consciente del tono de sentimiento básico que encuentra al tocar (¿se siente positivo, neutral o negativo?). Dedique tiempo cada día a tocar tonos como parte de su práctica de atención plena.

La meditación mindful puede ser efectiva para ayudarnos a convertirnos en músicos más auténticos. Hacer música puede ayudarnos a ser más conscientes en nuestra experiencia de nosotros mismos. La atención y la música son actividades recíprocas y armoniosas que pueden mejorar nuestra experiencia.

Como ahorrar gasolina en tu coche

Si tienes un coche seguramente estás buscando la forma de ahorrar gasolina en tu coche para que consigas los resultados esperados. Para ello tu coche debe estar en buen estado, y los mejores repuestos los encontrarás en tudesguace, que es el mejor desguace que encontrarás en el mercado y el que te brindará los mejores resultados.

Sin embargo, es importante tener en consideración que existen algunos consejos que puedes seguir para que puedas ahorrar gasolina en tu coche. Estos consejos los he reunido en este post, por lo cual te recomiendo seguir leyendo para que aprendas a ahorrar gasolina en tu coche.

Consejos para ahorrar gasolina en tu coche

Ahorrar gasolina en tu coche no resultará tan difícil como puede parecer, en especial si tienes presentes los consejos que te traigo aquí:

Planificación de tus rutas

Planificar bien tus rutas puede hacer que tengas siempre unos buenos resultados, en especial porque así evitarás tomar rutas demasiado largas. En todo caso, esto debes hacerlo antes de arrancar en tu coche, para que elijas las rutas más efectivas desde el principio.

Siempre será mejor optar por tener un buen GPS que te permita transitar por las rutas más eficientes y en las que ahorrarás mucho tiempo. También debes evitar los congestionamientos de tráfico para conseguir los resultados esperados.

Evita llevar cosas innecesarias

Llevar cosas innecesarias en tu coche hará que gastes más gasolina de la necesaria, en especial porque el motor tendrá que esforzarse más para desplazar tu coche. En todo caso, se recomienda realizar una limpieza profunda de tu coche, porque así podrás eliminar hasta 100KG de peso que realmente no es necesario.

Esto reducirá drásticamente el consumo de gasolina, porque es como quitar un pasajero o incluso más de tu coche. Así, podrás tener un consumo de gasolina bastante eficiente, sin que tu motor se esfuerce más de lo necesario.

Mide la presión de tus neumáticos

La presión de los neumáticos es un punto básico a tener en consideración, en especial porque de esta dependerá que tengas unos buenos resultados. En todo caso, debes asegurarte de que la presión sea la óptima, y esto se hará cada 15 días.

Unos neumáticos desinflados producirán un mayor consumo de gasolina porque producen un esfuerzo mucho mayor sobre tu motor. Es por este motivo que, debes asegurarte de que los neumáticos estén a punto para evitar cualquier tipo de inconveniente a la hora de que tengas que desplazarte en tu coche.

Cuando se cambia el aceite del coche

Cambiar el aceite de tu coche es uno de los principales mantenimientos que debes realizar para asegurarte de que funcione de forma óptima. Si necesitas cualquier pieza de desguace para tu coche te recomiendo: desguaces.eu, porque allí encontrarás todo lo que necesitas con los precios más ajustados del mercado y una gran calidad.

Siempre será indispensable tener en cuenta que existen diferentes motivos para cambiar el aceite del coche, y por esto te he preparado este post. Así que, si quieres conocer los motivos por los cuales debes hacer el cambio del aceite te invito a que sigas leyendo atentamente este post.

Momentos para hacer el cambio

Hacer el cambio de aceite en los momentos adecuados te permitirá que tu coche tenga una buena lubricación. Para ello asegúrate de cambiar el aceite en los siguientes momentos:

Kilometraje

El kilometraje es el indicador principal para el cambio de aceite, en especial porque en cada coche puede variar. Dependiendo del año de fabricación del coche el cambio de aceite se debe hacer entre los 5.000 y los 30.000 kilómetros.

Para saber exactamente cuándo se debe hacer lo mejor es revisar el manual de funcionamiento de tu coche para asegurarte de hacerlo en el momento indicado. También será importante ver el tipo de lubricante que estás usando porque esto también influirá.

Nivel de aceite

El nivel de aceite es básico para que sepas si se debe hacer el cambio, y este debe estar monitoreándose por lo menos una vez al mes. Este debe estar en el rango indicado por el fabricante para que tengas una lubricación adecuada.

Tanto si el nivel es muy elevado como muy bajo, se debe hacer el cambio de forma inmediata para tener el nivel indicado por el fabricante. Medir el nivel de aceite de forma periódica te ayudará a detectar fugas de forma efectiva.

Cambio de filtros

Los filtros del aceite son piezas fundamentales en cualquier motor, en especial porque evitarán que este se llene de suciedad proveniente del aceite. Por este motivo, es indispensable que se cambien los filtros del aceite cada 12.000 kilómetros que es la vida útil que tienen estos.

En los coches más actuales se puede necesitar más de un cambio de los filtros de aceite entre cada cambio de aceite. Por este motivo, este es un kilometraje que también debes tener en cuenta para que puedas conseguir los resultados deseados y así lograr tener un nivel de aceite óptimo en tu coche.