Buscando las Procuradurías más cercanas en Colombia

Las procuradurías de Colombia son el órgano que ayuda a los colombianos frente al Estado. Es el más destacado órgano del Ministerio Público, establecido además de esto por la Defensoría del Pueblo y las llamadas personerías. Es su deber asegurar el perfecto uso de las tareas designadas en la Constitución y la Ley a empleados gubernamentales y lo hace mediante sus 3 propósitos misionales básicos:

La función preventiva: Considerada la esencial obligación de la Procuraduría que está designada en “prevenir ya antes que multar”, observar la labor de los profesionales estatales y notificar cualquier acto que pueda ser contrario a las reglas actuales, sin que ello implique coadministración o bien ingerencia en la administración de las oficinas estatales.

La función de intervención: En su labor de sujeto procesal, la Procuraduría General de la Nación actúa frente a las jurisdicciones Contencioso-Administrativa, Constitucional y ante las distintas instancias de las jurisdicciones procesal, penal militar, civil, ambiental y agraria, familiar, profesional, frente al Consejo Superior de la Judicatura y las entidades administrativas y de policía. Su capacitad de acción no es facultativa sino más bien imperativa y se aplica de manera segmentada cuando el Procurador General de la Nación lo estime oportuno y adquiere relevancia toda vez que se aplique en ayuda de los derechos y las garantías esenciales.

La función disciplinaria: La Procuraduría General de la Nación es la responsable de comenzar, acelerar y fallar las investigaciones que por violaciones disciplinarias se apliquen contra trabajadores gubernamentales y contra los particulares que realizan funciones públicas o bien gestionan presupuestos del Estado, de acuerdo a lo fijado en el Código Único Disciplinario o Ley setecientos treinta y cuatro de dos mil dos.

Es básico estar informado de qué manera asistir o bien encontrar las procuradoras en tu municipio, por ejemplo: las procuradurías del Departamento de Boyacá, recordemos este organismo público debe efectuar las tareas administrativas precisas para prevenir, advertir y suprimir la corrupción y también acrecentar la moral y la trasparencia en la función pública, sin perjuicio de las competencias que la ley le entrega a la Contraloría General de la República, como denunciar y acusar frente a los tribunales de justicia a los empleados estatales y las personas privadas cuyo actuar indique actos ilegales relacionados con el desarrollo de su cargo o bien con motivo de este, en las materias competencia de la Jurisdicción Penal de Hacienda y de la Función Pública.

Cuando se trata de personas físicas, la competencia de la Procuraduría se ejercitará solamente cuando estos sujetos gestionen por cualquier medio recursos o bien presupuestos estatales, perciban beneficios procedentes de subsidios o bien incentivos con fondos estatales o bien participen, de cualquier forma, en el ilegal penal cometido por los trabajadores gubernamentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *