Características del bulldog francés

Muy pocas personas conocen el verdadero origen de este perro de tamaño pequeño y braquicéfalo, un poco payaso y muy goloso, pero es, cuanto menos, curioso. Con las hembras para cría se debe tener en cuenta un parto complejo ya que la cabeza del cachorro Bulldog Francés recién nacido es bastante grande en relación con el cuerpo por lo que su expulsión es complicada. Es por esto que conviene que, en cada visita al veterinario se le revisen y controlen por si fuera necesario vaciarlas. Otro de los cuidados básicos de todo Bulldog Francés es mantener las glándulas anales a raya –por nuestro bien- puesto que, por su cola corta y muy enroscada, les resulta más difícil su evacuación respecto de otras razas. Como suelen padecer sobrepeso – no debe administrársele demasiada comida- y poseen un morro chato, son frecuentes los problemas en las articulaciones y los respiratorios por lo que, aunque debe llevar una vida activa, no precisan demasiado ejercicio.

Si tu frenchie es parte de las celebraciones, hay que tener cuidado con los invitados para evitar que lleguen a morderlos y con los niños y sus juegos. Así que debes estar alerta con las reacciones de tu perro. Como recomendación, mantén las botellas de alcohol fuera del alcance del perro. Además, ten cuidado con los vasos desechables que se tiran o caen al suelo, ya que el perro puede masticarlos fácilmente.

Si quieres conocerlo todo sobre él, desde sus orígenes hasta los cuidados que necesita y nuestros consejos personales, dedícanos unos minutos y disfruta de esta lectura. El bulldog francés viene del bulldog inglés y el bulldog americano. Por otro lado, los bulldogs franceses adultos pasan aproximadamente horas durmiendo. El resto del tiempo lo pasan “enfriándose” en el sofá sin hacer nada y estando activos. Es este gen de dilución negro que le da al perro azul su hermoso pelaje gris azulado. El hecho de que son raros y nacen con menos frecuencia en comparación con otras variedades de bulldog franceses los hace más populares.

En camadas de cachorros de bulldog francés con padres vaquita siempre puede nacer alguno completamente blanco. A veces son algo delicados con el tema de las alergias y siempre es bueno bañarlos con champús para perros de pelo blanco para mantener su pelaje limpio y brillante. Llega el invierno, el frío, la lluvia, la nieve, el hielo.

Antes de compartir contigo qué verduras puede comer tu bulldog francés, es importante que tengas en cuenta que no tenga ninguna alergia o intolerancia, y conocer también los alimentos prohibidos para que su salud no corra ningún riesgo. Y como hemos dicho antes se trata de un complemento alimenticio pero nunca un sustitutivo de su comida ordinary.

A pesar de ser un perro de menor tamaño es muy buen perro guardián y apto para convivir con bebés y niños. El criador se ocupa de alimentar convenientemente y procurar bebida a los animales de forma diaria. Realiza labores de limpieza de sus jaulas o habitáculos en donde se recogen los animales. Examina su salud de forma periódica y proporciona cuidados y medicamentos o, en casos de enfermedad grave, avisa al veterinario.

Tiene un alto contenido en fibra, es antioxidante y tiene poder diurético. Es un complemento perfecto que ayudará a la digestión de tu bulldog francés, además de ayudar en el cuidado de su piel. Las semillas de la calabaza son un potente antiparasitario. Puedes darle la calabaza a tu perro cociéndola antes y añadiéndola en su pienso en pequeños trocitos, no es necesario pelarla ya que la piel de la calabaza también tiene muchos beneficios saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *