El riesgo de comprar un inmueble

Cuando usted decide comprar una vivienda, una de las cosas que debe tener presente es que es una transacción de envergadura, que representa una inversión considerable, donde además debe pagar una hipoteca en caso de que decida tomar un préstamo hipotecario. Es una responsabilidad que se debe asumir con mucha firmeza siempre contando con un abogado inmobiliario que pueda abarcar tanto los aspectos legales, como las gestiones a realizar y la asesoría en cuanto a la compra del inmueble en cuestión.

Una transacción de compra o venta de un inmueble, puede resultar una actividad compleja si no se tiene la experiencia y los conocimientos para realizar este tipo de transacción.

Por ser una actividad que lleva implícito un riesgo considerable es conveniente que cuando se vaya a realizar se cuente con asesoría profesional, esto con el fin de evitar confusiones, engaños o fraudes.

A la hora de evaluar una transacción inmobiliaria se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Tenga un presupuesto de inversión
  • Conozca la capacidad de su endeudamiento
  • Revise que tipo de vivienda desea
  • Decida en que zona quiere vivir
  • Busque asesoría calificada
  • No dude al elegir su vivienda
  • Vaya a su banco y pida información de las hipotecas y condiciones
  • Finalice la transacción

. –Contar con un presupuesto de inversión, le ayudara para tomar la mejor decisión, debe conocer de cuanto dispone para pagar la inicial, pagar impuestos y todos los gastos que se originen de la adquisición de la vivienda. Realice un presupuesto con todos los ingresos del grupo familiar que va a participar en la compra de la vivienda, recuerde que si debe pagar una hipoteca deben destinar hasta un 35% de los ingresos netos mensuales, e incluya un 20% adicional para gastos extraordinarios.

El monto disponible será el que posee en calidad de ahorro mas el monto que le otorgue el banco para la hipoteca.

. –Conozca su capacidad de endeudamiento, tomando en cuenta los ingresos familiares, se divide el ingreso neto anual entre doce, calcula el 35% de esos ingresos mensuales, allí obtiene la mensualidad que puede pagar de hipoteca. Se recomienda la realización de un presupuesto para el primer año para tener una visión general de lo que requiere para cubrir sus gastos totales mas la cuota de hipoteca. Es conveniente solicitar asesoría de su abogado inmobiliario. Realice varios escenarios de su presupuesto.

. -Revise y decida qué tipo de vivienda desea, recuerde que pasara unos cuantos años en ella, debe tener claridad si desea una vivienda nueva o de segunda mano, si es un piso, un chalet, numero de habitaciones, si debe tener garaje, si quiere jardín, terraza, cuantos baños, si la desea semi amoblada o amoblada. Realice una lista de los aspectos a tener en cuenta a la hora de visitar las opciones, como, por ejemplo:

  • Superficie total de la vivienda, revisar los muros, vigas, tabiques, terraza, disposición, revise los espacios comunes, como las escaleras, jardines, parques, estacionamientos. Solicite los planos de la vivienda para tener mayor certeza. La superficie construida respecto de la superficie total del edificio, incluyendo esas zonas comunes, es lo que define la cuota de participación de la vivienda en los gastos de comunidad del piso y es la base de la tasación de la vivienda
  • Revise los espacios de distribución general de la vivienda, numero de habitaciones y baños, ventanas exteriores de las habitaciones, pasillos, recibidores, estancias de paso, armarios empotrados, espacios de almacenamiento.
  • Revise la orientación de la vivienda, los exteriores reciben mas luz natural, las interiores son a menudo más tranquilas, más silenciosas.
  • Revise los acabados de la construcción, su calidad, revise la pintura, las baldosas, los zócalos
  • Revise la estructura del edificio externa e internamente, busque posibles grietas y humedades
  • Revise los circuitos del agua, compruebe que al abrir todos los grifos se mantiene el caudal
  • Revise el sistema de agua caliente
  • Revise la instalación de gas
  • Compruebe que todos los enchufes eléctricos funcionan correctamente, el tipo de corriente, si existen tomas para calefacción, aire acondicionado. Si las tomas para la calefacción son central o individual
  • Revise puertas y ventanas, en cuanto a la ventilación, los marcos, visibilidad, aislamiento térmico y acústico.

En esta materia su asesor o abogado inmobiliario le será de mucha utilidad, sobre todo en los aspectos legales, lectura de planos, y revisión de áreas. Recuerde que es experto y posee la experiencia necesaria para darle orientación en estos aspectos.

. -Decida en que zona quiere vivir, las emociones y sentimientos se ponen de manifiesto cuando se va a tomar la decisión de la zona donde vivir, ya que factores, como la cercanía de los padres, familiares, amigos y conocidos, muchas veces se anteponen a otros factores. Debe tomarse en cuenta factores como el transporte, garajes, zonas verdes, centros comerciales, servicios urbanísticos, zonas de esparcimiento.

Al momento de revisar los factores objetivos revise lo siguiente:

  • El acceso y los medios de transporte desde o hacia el trabajo y el colegio
  • El acceso a las tiendas, servicios de alimentación y centros de esparcimiento
  • Los servicios sanitarios
  • Garajes cercanos
  • Acceso a los colegios, institutos o guarderías
  • Las zonas de ocio, actividades al aire libre, instalaciones deportivas
  • Planes urbanísticos o construcción de obras

 

  • -Busque asesoría calificada, cuando se apoya en un abogado inmobiliario accede a un mayor numero de ofertas posibles para comparar, además cuenta con la experiencia y experticia a la hora de revisar todos los ítems de la vivienda, puede revisar precios, calidad, zonas diferentes, acabados, estructuras nuevas o en uso, todo esto es posible porque estos asesores ya poseen una base de datos, que les permiten acceder a múltiples opciones. Conocen muy bien todo el procedimiento, por lo que se ahorra tiempo, dinero y esfuerzo. Normalmente actúan como intermediarios entre comprador y vendedor y conocen, manejan tanto las leyes como todas las gestiones que se deben realizar a la hora de comprar una vivienda. Realizan una exhaustiva revisión de la documentación, y asesoran en cada uno de los pasos a seguir en cada etapa.
  • -No dude al elegir su vivienda, con todas las opciones presentadas y viviendas visitadas, ya estas en capacidad de elegir la vivienda soñada, escoger entre las opciones dadas por el asesor o abogado inmobiliario resultara mas fácil. De igual manera hay que tener presente lo siguiente:
  • Si es una vivienda de nueva construcción, para que sea habitable tendrás que dar de alta los servicios necesarios: agua, gas, electricidad, teléfono.
  • Requieres tener la licencia de primera ocupación y cédula de habitabilidad, que la proporcionará el promotor, directamente o a través del intermediario con el que hayas contado para realizar la compra. Son documentos administrativos que acreditan, respectivamente, que la vivienda reúne los requisitos necesarios exigidos por la Ley para ser habitable y que se han cumplido las condiciones establecidas en la licencia de edificación.

En caso de que descubras defectos en la vivienda puedes dirigirte al abogado inmobiliario, que te asesore para que revise lo indicado.

  • -Vaya a su banco y pida información de las hipotecas y condiciones, al tener ya la vivienda elegida debes indicarle al banco para que realice la documentación respectiva para cerrar la transacción, este paso se supone que ya está totalmente adelantado, solo esperando por la elección de la vivienda a comprar.
  • -Finalice la transacción, ya con la hipoteca tramitada y liquidada, se procede al cierre de la transacción, con lo cual inicia un procedimiento nuevo en cuanto a documentación y gestiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *